miércoles, 16 de abril de 2014

Golondrina común procedente de Nigeria controlada en Garaio (Alava)

Acabamos de recibir una interesante recuperación de una golondrina común (Hirundo rustica) anillada en Nigeria por una expedición de anilladores de aves italianos.

Se trata de una recuperación efectuada en 2009 y que se ha retrasado hasta ahora su comunicación. Fue anillada el 7 de febrero de 2009 y recapturada el 3 de junio siguiente tras un recorrido de 4217 km efectuados en al menos 116 días.

Golondrina común. Hirundo rustica


Las circunstancias de la recaptura fueron ciertamente curiosas ya que se trató de un individuo que entró accidentalmente en la casa de información de Garaio. El personal de información al público la capturó para sacarla del edificio y fue entonces cuando se percataron que portaba una anilla que curiosamente era italiana. Nuestra amiga Rosa Agirrebeña anotó la anilla y, una vez liberada la golondrina, comunicó el dato a los anilladores de Txepetxa para poder tramitar la recaptura mediante la oficina de anillamiento de Aranzadi.

Se da la circunstancia que la golondrina comun ha sido elegida ave del año por Seo-birdlife debido al preocupante descenso de sus poblaciones estimado en un 30% en los últimos 10 años.
Más información en: http://www.seo.org/golondrina2014/

En la Asociación para el anillamiento de aves Txepetxa se anillan golondrinas comunes todos los veranos, habiéndose marcado más de 2000 aves dentro del programa paneuropeo “Swallow”

jueves, 3 de abril de 2014

Txepetxa en la Alhambra

La Alhambra recibe cada primavera cientos de vencejos comunes, Apus apus, muchos de los cuales utilizan oquedades existentes en el monumento para nidificar. En algunos de los lugares utilizados, la nidificación de estos vencejos provoca daños a los elementos arquitectónicos. Este es el caso de las yeserías perimetrales que decoran a modo de celosías las arcadas en el Patio de Los Leones y en el Patio de La Alberca

No solo los diferentes desperfectos que pueden presentar estos huecos sino el propio diseño de las celosías permiten la entrada a estas de aves. Las continuas entradas y salidas de las mismas al nido durante su construcción y durante la cría de los pollos parece ser la causa de que estos que estos desperfectos vayan aumentando de tamaño año a año. 

Por otra parte el vencejo común, es una ave insectívora protegida por la legislación estatal y autonómica, (ave migratoria incluida en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (R.D. 139/2011) y en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas (Ley 8/2003), cuya principal amenaza a la que se enfrenta es la pérdida de lugares donde instalar sus nidos. Se hace necesario pues acometer medidas que resuelvan el deterioro que la especie provoca en el monumento, sin perjudicar por otra parte a la población reproductora presente en el mismo. 



Para ello en 2012 el Patronato de la Alhambra y el Generalife aprueba el  “Estudio del Impacto de la población de vencejo común, Apus apus, en la Alhambra”, estudio en el que se pretende aplicar y buscar medidas que hagan compatibles la conservación del monumento con la reproducción del vencejo en sus lugares tradicionales. 

La propuesta de actuación de este estudio tiene como objetivos principales por un lado el eliminar o minimizar los daños provocados por los vencejos y otras especies de aves en las yeserías de las arcadas del Patio de los Leones y el Patio de la Alberca en La Alhambra y por otro evitar afecciones a la reproducción del vencejo común en La Alhambra, proporcionando lugares alternativos para la nidificación en diferentes localizaciones del monumento como es la cornisa del Palacio de Carlos V y en los aleros de  edificios de los Nuevos Museos.  

Dentro de las actuaciones propuestas en este estudio se incluye la instalación de baterías de nidales artificiales y  nidales definitivos para  que las aves se trasladen a estos lugares más seguros e inocuos para el monumento. Por tercer año consecutivo se ha contado con la colaboración del grupo de anillamiento científico Txepetxa  para la consecución de estas actuaciones.

Marina Guerrero Molina

martes, 1 de abril de 2014